Montbrú, la quesería del Moianès que hace más de 30 años que elabora quesos de cabra, sigue en su apuesta por la innovación en la elaboración de quesos embutidos, como es su Cheesefuet. Este año están trabajando junto con el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias,  dentro del proyecto Embochees, para desarrollar la tecnología de fabricación y el sistema de maduración de este nuevo tipo de queso.

El Cheesefuet, que ya en 2019 fue el ganador del premio PITA de innovación de producto en la categoría de agroindustria que otorga el Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, es un queso de cabra elaborado como no se había hecho nunca antes. Montbrú elabora este producto mediante una fórmula patentada por la marca que combina diferentes técnicas queseras aplicadas en una cuajada y que les permite conseguir un queso embutido dentro de una tripa vegetal. El Cheesefuet representa una nueva forma de consumir el queso y con ello queremos acercar el queso artesano de cabra al gran público ', tal como señala Oriol Antúnez, maestro quesero y segunda generación al frente de Quesos Montbrú.

En el proyecto Embochees, el IRTA y Montbrú quieren innovar en el sistema de maduración del Cheesefuet con la utilización de la técnica del embutido, y así lograr que este queso mantenga, o mejore, las características sensoriales y nutricionales respecto un queso siguiendo el proceso y las técnicas habituales. 'Queremos crear nuevos quesos innovadores ligados con cordel, con la calidad, textura y sabor de los quesos madurados de gran formato, y con una reducción del tiempo de maduración, para conseguir nuevos mercados y oportunidades de negocio para el sector lácteo', señala Marta Garrón, técnica de innovación especialista en quesos del programa de Calidad y Tecnología Alimentaria del IRTA.

Además, se evaluará el uso de la tecnología NIR, que permite determinar la humedad del queso durante su proceso de maduración. Con esta tecnología se quiere conseguir disminuir el tiempo de maduración del queso, lo que permitirá reducir el consumo energético de las cámaras de maduración, reducir la manipulación del producto, diversificar la producción de las queserías, y obtener resultados transferibles al sector lácteo artesano.

Proyecto financiado a través de la Operación 01.16.01 (Cooperación para la innovación) a través del Programa de desarrollo rural de Cataluña 2014-2020.